Oxímoron y paradojas en la obra de Enrique Bunbury

El oxímoron es una de las figuras retóricas más fascinantes y versátiles que existen y sin duda, una de mis favoritas.

Según la Real Academia de la Lengua Española un oxímoron es:

Combinación, en una misma estructura sintáctica, de dos palabras o expresiones de significado opuesto que originan un nuevo sentido, como en un “instante eterno”

La capacidad de crear o sugerir un tercer sentido o concepto a partir de dos términos opuestos es especialmente relevante, pues se fuerza al lector o al interlocutor a comprender el sentido metafórico (en el caso del oxímoron “instante eterno”: un momento que, por la intensidad de lo vivido durante su transcurso, hace perder la noción del tiempo).

El término oxímoron es una palabra compuesta, un helenismo introducido en el siglo XVIII que une los lexemas ὀξύς (oxýs: ‘agudo, punzante’) y μωρός (morós: ‘fofo, romo, tonto’). Por tanto, curiosamente, él mismo es un oxímoron.

Existen abundantes oxímoron que utilizamos de manera cotidiana, sin apenas percibir su sutileza: “silencio atronador“, “muerto viviente“, “secreto a voces“, “desgarradora suavidad

Una figura literaria próxima, aunque no equivalente al oxímoron, es la paradoja.  La paradoja es una figura retórica que consiste en la utilización de expresiones que envuelven una contradicción, como en  “Es una persona tan pobre que lo único que tiene es mucho dinero”.

El oxímoron y las paradojas son figuras retóricas ampliamente empleadas en la literatura, sobre todo en la poesía, pero, ¿se apoyan en estos recursos también los músicos de pop y rock al escribir sus canciones?

Veamos algunos ejemplos extraídos del doble álbum “El tiempo de las cerezas“, grabado por Enrique Bunbury a medias con Nacho Vegas en 2006.

El tiempo de las cerezas

  • Hicieron trizas para siempre esta soledad compartida
  • Jamás te recuerdo porque nunca te olvido

Welcome to el callejón sin salida

  • Un payaso en un funeral
  • Un escapista en la radio
  • Fidel en Miami Beach
  • Una estación sin parada

El propio Bunbury titula su cuarto disco en solitario con una aparente paradoja: “El viaje a ninguna parte

Esta lista es necesariamente incompleta, por lo que, ¿nos ayudas a completarla con tus propias aportaciones? Nota del autor: “tus propias” constituye un pleonasmo, al utilizarse dos términos redundantes. El pleonasmo es la figura más aproximadamente opuesta al oxímoron.

Derivas, banda tributo a HdS

Sala Zero, Tarragona, 5 de noviembre de 2016

Segunda visita de la banda tributo a a Héroes del Silencio a Tarragona y segunda vez que nos acercamos a la sala Zero a ver su show, esta vez con FyC.

Es evidente la evolución que ha experimentado la banda desde su primera visita hace dos años, no sólo en lo musical, sino también en el concepto mismo de espectáculo: video pantalla donde se proyectan imágenes de los HdS en su época de máximo apogeo, simbología, iluminación, cambio de vestuario, etc. Todo ello, contribuye, sin duda, a que poco a poco nos sumerjamos en el concierto, viajando en el tiempo y nos olvidemos, por momentos, de que no estamos ante la banda original. ¡Muy recomendable para fanáticos de la mayor banda de rock que ha dado este país!

Algunas muestras de su actuación de ayer:

 

Manolo Tena, libre y salvaje hasta el mar

Hoy, 4 de abril de 2016, nos hemos despertado con la triste noticia del fallecimiento en Madrid del cantautor Manolo Tena, víctima de un cáncer de hígado.

Por generación y estilo musical, debo reconocer que Manolo no ha formado parte de mi universo particular, sin embargo, he sentido profundamente que nos haya dejado, especialmente después de verlo semanalmente en el programa “A mi manera

Conocido a nivel popular, sobre todo, por su horrible éxito “Sangre española“, incluido en el disco homónimo de 1992, es, sin embargo, autor de bellísimas composiciones como “Frío” o “Llévame hasta el mar

D.E.P.

Bunbury, MTV Unplugged

Hace un par de semanas que tengo en mis manos el MTV Unplugged de Enrique Bunbury, grabado en México junto a su banda Los Santos Inocentes. Como curiosidad, Bunbury es el segundo artista español en grabar un MTV Unplugged desde que lo hiciera, hace 15 años, Alejandro Sanz.

Desde luego, quien esperara una recopilación de sus grandes éxitos en formato “desenchufado” se llevará una gran decepción. Una vez más el maño arriesga, tanto en formato como en la selección del set list, presentando, por una parte, un puñado de diez canciones poco -o menos- exploradas de su carrera en solitario y por otra, cinco versiones radicalmente sorprendentes de canciones bien conocidas de su época en Héroes del Silencio.

La primera sorpresa del disco es la canción ‘Dos clavos a mis alas‘, compuesta por Enrique para Raphael pero que nunca había aparecido en un disco oficial del mismo, aunque sí en las maquetas filtradas de lo que iba a ser su álbum ‘Bizarros’.

Muy interesante también la versión de ‘Planeta Sur‘, -contenida en su primer álbum en solitario ‘Radical Sonora‘-, con Vetusta Morla.

Mención aparte merecen las cinco versiones de Héroes del Silencio contenidas en el disco: ‘la Sirena Varada‘, ‘el Camino del Exceso‘, ‘Avalancha‘, ‘Mar Adentro‘, y ‘la Chispa Adecuada‘. En primer lugar por lo excepcional del hecho: muy raramente Bunbury había incluido en su repertorio en directo, desde que diera inicio a su etapa en solitario en 1996,  canciones de su ex-banda. En segundo lugar, por los arreglos tan alejados de las versiones originales, pero que sin embargo, encajan a la perfección con la atmósfera creada en este directo.

 

Mikel Erentxun, Corazones

Teatro Barts, Barcelona, 22 de mayo de 2015

Casi 5 años han pasado desde mi última cita musical con el donostiarra en Burgos. Mikel Erentxun, con los 50 recién cumplidos y tras una operación de corazón a sus espaldas, demuestra que está más en forma que nunca en Corazones.

Sonidos mucho más endurecidos, analógicos, rockeros y furiosos de lo que nos tenía acostumbrados el ex-Duncan Dhu. Probablemente este sonido tiene mucho que ver con la estancia de Mikel en el estudio de Paco Loco en el Puerto de Santa María.

Una de las canciones más representativas y brillantes del nuevo disco, ‘Un corazón llamado muerte‘:

Nacho Vegas, Canciones Inexplicables 2001 – 2007

Nacho Vegas -  Canciones inexplicablesHace tiempo que buscaba los primeros trabajos de Nacho Vegas y aunque no soy muy amigo de recopilatorios (siempre prefiero la obra original), no he podido resistir la tentación de hacerme con “Canciones inexplicables (2001-2007).

“Canciones inexplicables (2001-2007)” es un doble recopilatorio que, con 23 canciones recorre la primera parte de la trayectoria en solitario de Nacho Vegas, desde su primer disco, “Actos inexplicables“, hasta su disco compartido con Christina Rosenvinge, “Verano fatal“, pasando por todos sus álbumes y epés, incluido el disco compartido con Enrique Bunbury. Por número de canciones, están muy bien representados los álbumes “Actos inexplicables” (2001), “Cajas de música difíciles de parar” (2003) y “Desaparezca aquí” (2005).

No recuerdo exactamente dónde leí que la música de muchas de las canciones de Nacho tiene un tono alegre, aunque las letras no lo sean y que, como en muchas canciones populares, eso permite combatir lo doloroso que cuentan. No se puede resumir mejor…

Destacable y muy de agradecer el libreto que acompaña a este recopilatorio, con las letras de las canciones y comentarios del propio Nacho Vegas sobre el origen e intención de cada una de ellas.

Quique González, Luz de Gas

Quique González - Delantera míticaLuz de Gas, Barcelona, 11 de julio de 2014

Acudo a mi cita -casi- anual con Quique González con la curiosidad de comprobar cómo ha evolucionado el cuidado directo de la banda tras más de un año de rodaje con “Delantera Mítica” y con el buen sabor dejado por su “Delantera mítica, obra completa“, que incluye tres CDs con las maquetas, las grabaciones de estudio y el directo del álbum homónimo.

Llama la atención que el aforo máximo de la sala Luz de Gas sea considerable menor al de los teatros y recintos que ha llenado Quique en esta gira, probablemente haya pesado el hecho de ser la tercera vez en poco tiempo que el rockautor toca en los alrededores.

En resumen, una vez más, una excelente velada de rock ‘n’ roll auspiciada por un sólida y bien engrasada banda y un Quique en estado de gracia.

 

Como curiosidad, esta versión de “Dallas Memphis” a capela:

Hombres G en Cambrils

Cambrils-20130728-00532Parc dels Pinarets, Cambrils, 28 de julio de 2013

Recuerdo que uno de los primeros discos que compré en mi vida fue de los Hombres G.  Es justo reconocer que David y su banda me acompañaron durante parte de mi adolescencia y que sus canciones están -inevitablemente- ligadas a momentos inolvidables de aquella época. Imagino que una de las cosas que más me llamaban la atención es que un grupo pudiera triunfar haciendo canciones sencillas, ‘vestido de calle’, en zapatillas y camiseta, sin necesidad de disfrazarse encima de un escenario…¡en un momento en el que las hombreras causaban estragos!

Con el paso del tiempo,  su música dejó de interesarme, mis gustos cambiaron (o evolucionaron) y sus discos y cintas de cassette quedaron en el olvido. Reconozco que hoy en día un grupo de sus características no me generaría el más mínimo interés y quizás incluso se ganaría mi ironía. Sin embargo, una reciente mudanza me ha llevado a desempolvar las viejas cintas de cassette de los Hombres G … veinticinco años después. ‘Venezia‘, ‘Devuélveme a mi chica‘ (más conocida como ‘Sufre mamón’), ‘El ataque de las chicas cocodrilo‘ o ‘Un par de palabras‘ siguen sonando igual de frescas, logrando despertar en mí una sincera sonrisa.

 

Pero quizás mi mayor sorpresa ha sido comprobar la capacidad que siguen teniendo estas viejas composiciones de conectar con las nuevas generaciones, hasta el extremo de que mis hijos, de edades comprendidas entre los 2 y los 9 años, ya conocen de memoria varias de estas canciones y los CD de los Hombres G se han vuelto imprescindibles en el coche.

Con la curiosidad de ver cómo ha tratado el paso del tiempo a la banda, acompañé el pasado domingo a mis dos hijos mayores al concierto que, englobado en la gira  ‘Hombres en la playa‘, Hombres G ofreció en Cambrils. Abundante público de madres (y padres) con sus hijos, aunque también gente joven que sin duda conoce la trayectoria del grupo pero que no tuvo la oportunidad de verlos en directo en su momento.

En definitiva, con la sensación de que cualquier tiempo pasado fue mejor, bonita noche de verano para hacer un ejercicio de nostalgia colectiva. Eso sí, mis hijos disfrutaron como enanos y el padre también…

 

Quique González, Delantera Mítica

Teatro Barts, Barcelona, 26 de abril de 2013P1020494

Algo más de dos años sin ver a Quique en vivo y la presentación de su nuevo trabajo, ‘Delantera Mítica’, son motivos más que suficientes para que espere este concierto con emoción.

‘Delantera Mítica’ es un disco que me tiene cogido del cuello desde el primer día: te agarra bien fuerte y no se suelta.  Lo oigo a todas horas, en el coche, en el ordenador, en el móvil. Voy a poner ese disco otra vez…

Platea de pie, primera fila, con M, teatro a rebosar. Lo primero que llama la atención es la puesta en escena, banda nueva, sin rastro de teclados ni del bueno de Jacob. En cuanto empiezan a desgranarse las primeras canciones, se despejan las dudas, la banda suena bien engrasada, el sonido mucho más guitarrero y eléctrico. A Quique se le ve lleno de energía e incluso se atreve a ‘desnudarse’ de su guitarra a lo frontman.

A lo largo de las más de dos horas de duración el rockautor madrileño interpreta prácticamente todos los temas de su nuevo disco, incluida la estremecedora versión de Dylan ‘¿Es tu amor en vano?‘, donde Quique, a solas encima del escenario, nos deja uno de los momentos mágicos de la noche. Lógicamente, también tienen cabida la mayoría de sus clásicos, con la excepción notoria de ‘Pequeño Rock&Roll‘. Final apoteósico con ‘Conserjes de noche‘.

 

1’43”:

 

P.D.:  ¿Hay alguien por ahí que pueda explicarme cómo 9 discazos después, Quique sigue siendo mayoritariamente minoritario? Bien pensado, quizás sea mejor así…

4 canciones que no son para el día del padre

Se acerca el día del padre y no he podido evitar recordar algunas composiciones dedicadas a la figura paterna donde ésta no necesariamente resulta glosada con admiración por el hijo.

Ciertamente, la historia del rock es abundante en canciones que ventilan sin complejos los desencuentros padre-hijo, airean conflictos generacionales o directamente destilan odio hacia la figura paterna. Afortunadamente, por lo general, la figura materna sale mucho mejor parada, pero eso lo dejaremos para otro día.

Algunas de ellas condensan letras sutiles, donde sólo un oído entrenado o conocedor de la intrahistoria personal del compositor, adivinará el destinatario de los reproches; otras, en cambio, utilizan mensajes mucho más directos, descarnados e hirientes.

Como siempre, no pretendo hacer una lista exhaustiva ni mucho menos representativa. Veamos algunos ejemplos:

1.- ‘La Carta‘, de Héroes del Silencio. Sutil pero firme mensaje de Enrique a su padre en 1990, en el momento en el que la familia de éste se oponía con mayor dureza a la carrera de rockstar de su hijo

 

2.- ‘El blues de la generación perdida‘, Amaral. Siguiendo la línea de HdS, pero con dosis de optimismo final por la reconciliación y el entendimiento

 

3.- ‘El ángel Simón‘, de Nacho Vegas a la muerte de su padre. Quizás la más cruda, cruel, irónica y descarnada de todas, con ese punto de humor negro que caracteriza a Vegas

 

4.- ‘Adiós papá‘ de Los Ronaldos. En tono mucho más festivo y desenfadado, todo un clásico juvenil

 

¿Y tú? ¿Qué canción le dedicarías -o no- a tu padre en su día?