Porque las cosas cambian

El número de junio de Rolling Stone distribuye el documental de Enrique Bunbury, ‘Porque las cosas cambian‘, el reflejo de la trayectoria vital y musical de Enrique Bunbury.

Un documental que muestra el recorrido del cantante desde sus inicios, pasando por Héroes del Silencio donde empezó su aventura a nivel internacional, para continuar con una extensa producción en solitario que llega hasta su más reciente creación en estudio a través de “Las Consecuencias”. Una carrera de crecimiento artístico y personal motivada por el continuo cambio, no exenta de riesgos, de conflictos que le han llevado siempre a recorrer caminos diferentes e inexplorados.

Aparte del propio Bunbury relatando en primera persona los hechos, son numerosas las personalidades que aparecen para ofrecer su visión global sobre el músico: compañeros de profesión, poetas, periodistas, managers, promotores, seguidores, productores…  hilvanando una historia única dentro del rock en español.

Leer más de esta entrada

Anuncios

Deshacer el mundo

Cuando pienso en las acampadas pacíficas que se han producido en tantas ciudades de nuestro país, el llamado movimiento 15M, Spanishrevolution o simplemente las acampadas de indignados, no puedo evitar que venga a mi memoria esta canción de Héroes del Silencio: ‘Deshacer el mundo‘.

‘Deshacer el mundo’ se publicó en el disco ‘Avalancha‘ en 1995 y solía ser la canción con la que la banda abría los conciertos de la gira homónima. Recuerdo a Enrique apareciendo desde el fondo del escenario para patear una enorme bola del mundo hinchable en el momento de arrancar con la primera estrofa de la canción.

Hasta la fecha los intentos de clasificar el perfil político, cultural o social del movimiento 15M no han tenido mucho éxito. Por el contrario, la diversidad y amplitud de objetivos y reivindicaciones proclamados hacen que cualquier etiquetado se convierta en un grosero ejercicio de simplificación. Cuando oigo ‘Deshacer el mundo’ encuentro la clave, lo que probablemente mejor identifique a la esencia de este movimiento pacífico, pero persistente:

… y hay que empezar despacio a deshacer el mundo…

No sé si hay que empezar despacio a deshacer el mundo, pero lo que sí parece claro es que hay empezar deprisa a repensarlo, resetearlo, reiniciarlo, porque algo no funciona bien en él.